miércoles, 21 de septiembre de 2005

Noches de conciertos

De gala a en gala… y tiro por que me da la gana.

Mi oído musical es nulo, todo me suena igual. Paxim, paxim… patom, patom… Así que aquí me cuelgo. Es mi punto de vista personal, sin experiencia artística, que coste.

Uno de los conciertos grandes de estas fiestas… el sábado pasado, fue Els Pets. Convocaron a Tarragona en la plaça de la Font llenándola de jóvenes adolescentes, padres con sus crios y abuelos jubilados. No comentare más del concierto, bastante lo hemos hablado y más no se puede contar. ¿Quién no ha visto un concierto de Els Pets?

El domingo noche fue una salida tranquila. Cenados caímos en la plaça del Rei con un grupo italiano llamado Ricardo Tesi i Banditaliana. Un repertorio variado e interesante en lengua italiana, claro. El frió hizo mella en el publico, que se encontraba apalancado. En ciertos momentos intento aplaudir al ritmo de la música, más para entrar en calor que por el entusiasmo del concierto. Terminado con un bis pobre y que hacia lastima pues las sillas estaban ya medio vacías.
Los pies nos llevaron al parque de las Granotes, escenario Margalló… no se de qué viene ese nombre. Unos disyokeis… o DJ le daban a unos platos con un hip-hop enlatado que a mis oídos no destacaba en nada. Me sorprendió el público, mejor no decir anda no me los encuentre un día en una esquina. Hay sitios mejores para tomar una cerveza.

La salida nocturna del lunes 19 fue un agradable inicio. Nuevamente la plaça del Rei fue el comienzo de la ruta. El grupo Quin bon bori con su energía joven Folk, en la que los músicos daban la apariencia de ser un revuelto de otros grupos... un par de rapados vestidos de negro junto a unas nenas de campo coloridas con acordeón y violín, un cantante campechano que seguro ha hecho la carrera de magisterio, un grupo de vientos variopinto, y no diremos nada del batería… Eso si, consiguieron con mucho esfuerzo llegar al público. La hora y media escasa de concierto sabio a poco.
Seguimos a las Granotes, donde si el día anterior destacaba el publico, esta vez fue el grupo musical. Daba un aire… y una vena… uff. Música electrónica i pop. Resaltaba el teclista que me recordó al esqueleto Pepito que teníamos en el instituto vestido con una cazadora tejana y pelo largo, daba vueltas alrededor del teclado... mira lo bien que tocaba. El cantante… con unas poses entre Pavlovsky y Boris Izaguirre todo esta dicho. Las letras con títulos ‘ahora estoy aquí’, ‘me voy’, ‘no volveremos’, ‘hemos regresado’… todo atado en rima fácil. El escenario se les quedaba grande. El nombre del grupo, mejor no recordarlo. Para esto, mejor cualquier otro sitio.
De vuelta, me llamo la atención unas luces rojas en la Plaça de la Font… La entrada fue para llorar. Vacía de público, a oscuras, con proyecciones en las paredes de la plaza y en la fachada del ayuntamiento… de imágenes y colores que algo querrían representar. Encima del escenario, un grupo de jóvenes daban saltos y piruetas a ritmo de una música caótica… Vi un ojo con esmoquin y chistera sobre una bicicleta. Que me lo expliquen. Delante del escenario, una ensambladura de maquinas entre hoguera de Sant Joan y tienda que campaña, proyectaba luz y sonido… ya de regreso a casa adivine que se trataba de Mu Circo Audiovisual Ambulante. Un combinado para olvidar lo visto esta noche.

Martes, después de unas partidas de dardos y cenar, pillamos las últimas canciones del grupo ‘Connexio Argan’. Una mezcla de cultura mediterránea, bereber y jazz… El público sentado observaba y escuchaba la mezcla de músicos e instrumentos que interpretaban una armonía sin un estilo marcado. Yo, entremetido, les prestaba oído intentando definir un género o lugar de procedencia. Ni bis ni nada, fin y punto y aparte.
Llevaba días escuchado eso del Chambao, un macroconcierto más en la Plaça de la Font. Alli llegamos. Descubrí lo que es sumar flamenco y música electrónica además de lo que llaman el chillout. Era música que no me llegaba, bien pero que no. Casi no se cabía y difícilmente se bailaba. Pero el ambiente y las ‘siluetas’ eran de agradecer. Faltó algo de potencia en el escenario y el término del concierto parecía que la gente le sabia a poco. Con la última canción reconocí un anuncio en TV sobre Andalucía… creo.
Cuando leí en el programa un grupo del barrio madrileño de Carabanchel, con Hard-rock urbano… gunky-groove… vamos, pies para que os quiero, a las ramas vamos. Allí lleguamos a tiempo. La Vacazul iniciaba su concierto. Se notaba que era un grupo con años en las espaldas, el escenario les caía algo pequeño, tanto en calidad como en watios. Dieron todo lo que pudieron. El publico intento seguir en ritmo pero está el problema de los grupos que no suenan en la radio… la gente no conoce las letras y difícilmente pueden cantar las canciones. Pero parece que gustaron… ¡hasta el final! La vuelta a la casa se hizo a buen ritmo… y tempranito. Nos esperan los días fuertes de la fiesta.

Esto solo es el principio. ¿Seguiremos?

5 comentarios :

  1. quiero felicitaros a ti y al tito por los comentarios

    ResponderEliminar
  2. Se agradece! pero como decia... creo... la letra de una cancion... ¡¿tu de quien eres?!

    ResponderEliminar
  3. Yo se quién es, como pista te diré que es familia mia. Pero si rebuscamos en el arbol genealógico de Pepe, ¡quién sabe!!!

    ResponderEliminar
  4. eSROKe?? puede ser. Tampoco es tan descabellado ¿no?.
    Hombre por lo del arbol genealógico de Pepe y siguiendo esa pauta SROK también le pega a la A.......que conste que yo no lo he dicho, lo habéis pensado vosotr@s, je, je, je, me peto yo solo, je, je, je, je,.....os acordáis del programa "tengo una carta para ti"?. Pues esto es parecido...."Tengo un nuevo familiar para ti", je, je, je, je,.....

    ResponderEliminar
  5. Ejem.. ejem... el disco que presentó el grupo folk La Carrau el lunes a la plaça del Rei se llama "Quin Bon Bori"!!
    Ya a la venta!!
    jejej

    ResponderEliminar